Home edimburgo 🏴󠁧󠁢󠁳󠁣󠁴󠁿 QUÉ VER Y HACER EN EDIMBURGO: OLD TOWN
Hace poco os enseñe los lugares más emblemáticos de la New Town de Edimburgo. Pero como ya os comenté, Edimburgo se divide en dos, la New y la Old Town. Como podéis ver, hoy toca la Ciudad Vieja u Old Town
Antes de nada, os dejo un pequeño mapa en el que podréis ver exactamente cuáles son los límites de cada parte de la ciudad:
Como veis, lo que separa las dos partes de la ciudad, es Princess Street y Princess Street Garden. 
La Old Town está plagada de sitios que ver y visitar, muchos más que la New Town
Personalmente es mi parte favorita de la ciudad ya que siempre encuentras lugares nuevos preciosos dónde comer, tomar un café, una librería única… Y sobre todo, por ser dónde se concentran las mayores atracciones de Harry Potter.
1. Royal Mile
Ésta es sin duda mi calle favorita. Sí que es cierto que siempre está abarrotada de turistas, ya que como su nombre indica es la Milla Real.
En realidad mide algo más de una milla (107 yardas para ser exactos). Comienza en el Castillo y llega hasta el Holyrood Palace.
El nombre de Real se lo da el ser la calle de conexión entre un castillo y un Palacio que acogió a grandes personajes de la historia como Mary Of Scotts y Queen Victoria.
Actualmente es el centro de todo el Old Town donde se encuentras todas las tiendas de souvenirs y pubs pensados para los turistas.
A pesar de ello, la historia que se siente entre las paredes de los edificios es indescriptible. 
A ambos lados de las calles se encuentras los llamados Close, que son callejuelas que conectan varias calles. Lo más probable es que os suene esa palabra por Mary King’s Close del cual os hablaré en otro post.
2. Edinburgh Castle
¡Por fin es la hora del famoso castillo! Es la atracción principal de Edimburgo, tanto por su historia como por su majestuosidad y sobre todo por el Military Tattoo. Vayamos poco a poco.
Está situado en Castle Rock, después de que un volcán erupcionara hace 340 millones de años. El primer castillo que se construyó se conocía como “The Castle of Maidens” o “Las Nueve Doncellas”. De acuerdo con la leyenda el castillo había sido un santuario para ellas, una de las cuales era Morgan Le Fay, popularmente conocida como Morgana.
Castle Rock ha sido la base de militares y residencia real por muchos siglos. Pero el actual castillo fue construido en el S.XII por David I, hijo de Saint Margaret of Scotland
Las tensiones entre la monarquía Inglesa y los Escocesa siempre se ha centrado en éste castillo. Quien mandase en el castillo, mandaba sobre Edimburgo, y por tanto, sobre Escocia. Por ello, el castillo se ha encontrado continuamente bajo asedio.

En 1571, las fuerzas inglesas atacaron la ciudad de Edimburgo en un intento de capturar a Mary, Reina de Escocia. El asedio, que duró dos años, se conoció como el asedio “largo” o “Lang”. En febrero de 1573, todos los partidarios de María se habían rendido a los ingleses. 

Durante la época de los jacobitas (1688-1746) los escoceses hicieron varios intentos en recuperarlo. Por desgracia, nunca lo consiguieron.

Entre el s.XVIII y s.XIX, el castillo se utilizaba para encarcelas a los prisioneros de las guerras inglesas. En 1814, tras varias huidas de prisioneros, se demostró que el castillo no estaba listo para retenerlos.
En 1927 el castillo se convirtió en un MEMORIAL DE LA GUERRA ESCOCESA NACIONAL.
Durante todo el mes de agosto, se celebra en el castillo el conocido Military Tattoo, el desfile militar. 
3. St. Giles
La Catedral de St. Giles es la histórica iglesia de Edimburgo. Se encuentra en la mitad de la Royal Mile, entre el castillo y el palacio.

Fue erigida sobre un antiguo santuario construido en el s.IX, para ser consagrada al patrón de los leprosos.
Conocida también como High Kirk of Edinburgh es la iglesia madre de los Presbiterianos y contiene la capilla de la Orden de los Thistle.

Como detalle curioso, aunque es conocida como Catedral, en realidad se trata de una iglesia, ya que carece de obispo.
4. Victoria Street
Si me preguntaseis de una calle imprescindible para visitar, sin duda, esa sería Victoria Street

Es uno de los lugares más fotografiados de la ciudad. Sus coloridas fachadas son muy deseadas por los turistas. 

Fue construída entre 1829 y 1834 como parte de mejoras de la Old Town, con la intención de crear mejor acceso entre Grassmarket y la Royal Mile.

Fue diseñado por el arquitecto Thomas Hamilton, una de las principales luces en la transformación de la ciudad con edificios neoclásicos y muy influenciado por la arquitectura de la antigua Grecia. Sin embargo, se estipuló que los edificios asociados con la nueva calle deberían ser de estilo ‘Old Flemish’ y se inspirarán en los detalles del Heriot’s Hospital.
El edificio en la parte superior de la calle es un buen ejemplo, construido para el Museo de Agricultura de la Highland Society. Aquí se mostró la última tecnología agrícola, con el objetivo de mejorar la agricultura en todo el país. Si miras hacia arriba, aún puedes ver el escudo de armas de la sociedad en el edificio: la figura de Caledonia en un pedestal, sostenida por un segador de Highland y un ploughboy.
Más abajo se encuentran los edificios de la India, construidos en 1864 por el arquitecto David Cousins ​​y diseñados en el estilo barcelonés de moda de la época. Busca el ‘bartizan’ en la parte superior del edificio, una pequeña torrecilla inspirada en almenas medievales. Fue concebido como espacio de oficinas, y entre los primeros ocupantes se encontraban el British Linen Bank, la Scottish Chamber of Agriculture y el Geological Survey of Scotland. En años más recientes, muchos ciudadanos de Edimburgo recordarán que el edificio alberga la Oficina de Registro de la ciudad.
En el lado norte de la calle se construyó una terraza, con una serie de arcos debajo que luego se llenaron de tiendas. Sin duda, el negocio más famoso de la calle fue la tienda de cepillos de Robert Cresser, establecida por primera vez en 1873 y finalmente cerrada en 2004. La tienda apenas cambió en todos esos años, con una atmósfera Dickensiana oscura en el interior con un mostrador de madera y suelo desnudo. Pinceles de todas las formas y descripciones se exhibieron en el exterior, así como colgados del techo y rellenos en estantes. 
Hoy la calle es un encantador rincón del casco antiguo, pero la especulación reciente sugiere que aún puede existir una reliquia de su pasado más oscuro. Esta era la ubicación de la casa del Mayor Weir, un hombre conocido como ‘el Mago del Oeste Bow’, quien fue ejecutado por brujería en 1670. Se pensó que su casa fue completamente demolida cuando se construyó la calle Victoria, pero ahora parece que algunas partes aún pueden existir, escondidas en Quaker Meeting House en la terraza superior. Un pensamiento intrigante para quienes visitan la tienda, cenan o buscan lo inesperado.
5. Cementerio Greyfriars

Es el cementerio del misterio y del terror por excelencia. Y ese título no se lo ha ganado por que sí. A lo largo de la historia han sucedido eventos inexplicables de los que hablaremos en otro post (ya os dije que la historia de Edimburgo y Escocia da para mucho).

Por ahora, quería meterlo en esta lista, ya que en mi opinión es uno de los cementerios más bonitos que he visitado. La gente incluso se tumba y come en la tierra, que aunque parezca que no muestran respeto, lo que realmente hacen es todo lo contrario. Además de hacerlo con la mayor normalidad del mundo.

You may also like

1 comment

💸 LOS MEJORES FREE TOURS DE EDIMBURGO - Emmeline Jott julio 8, 2019 - 11:19 am

[…] Si quieres ver cómo se distribuye Edimburgo, puedes leer estos dos posts para ponerte en situación: NEW TOWN y OLD TOWN. […]

Reply

Leave a Comment

* By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website.